… la asociación Geomun2.0, dedicada a la cartografía colaborativa, organizó en enero un taller con el fin de que quienes montan en bicicleta diseñen una red de carriles funcional. Los participantes llegan al local del MediaLab-Prado donde son las sesiones y se sientan en sillas blancas. En las que quedan libres dejan sus cascos de bicicleta.

Olga Terroba, la coordinadora del taller, plantea sus objetivos: además del obvio de diseñar el carril, quiere fomentar que los ciudadanos mejoren el espacio público y popularizar el software libre con que trazarán los mapas. Añadir desde casa información a las plantillas de OpenstreetMapno es más difícil que buscar una dirección en Google. Un administrador que trabaja con los criterios definidos en el taller se encargará de revisar los datos que los usuarios suban desde casa. También pueden adjuntar fotos o vídeos de Youtube con más información.

“En vez de protestar, queremos promover soluciones más prácticas que las que ofrecen políticos que desconocen la realidad”, explica Olga. “La gente propone y nosotros, los técnicos, ponemos medios”. El taller comprende cuatro sesiones en las que se discute, se organiza una salida para tomar datos de la calle y se suben estos a los mapas. Cuatro días que pretenden convertirse en la semilla de un trabajo prolongado que presentar a la Administración.

Al taller están inscritos 60 participantes, pero a la primera sesión asiste solo una treintena. En la última serán diez, el núcleo duro del proyecto. La mayoría trae sus propios ordenadores, y los dirige el espíritu asambleario del 15-M: no hay líderes en los debates, lo que hace que se combinen discusiones útiles con peroratas que mueren entre incómodos silencios. Entre todos, poco a poco van añadiendo ramales al carril …