Innovación ciudadana y la emergencia de una nueva ciudad

Video de la conferencia de Juan Freire en el curso Nuevas Ciudades, Nuevo Urbanismo” de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que se celebró el 8 y 9 de Septiembre y fue dirigido por José María Ezquiaga y Ariadna Cantis. Pueden consultarse todos los vídeos de las conferencias del curso aquí.

Estas son las ideas clave de la conferencia:

La confluencia de la cultura digital y la emergencia de nuevas formas de organización ciudadana provoca nuevas maneras de construcción de ciudad, en el sentido de la recuperación del espacio público y de sus usos y de la generación de infraestructuras. En conjunto supone un proceso de innovación social de gran escala que sucede gracias al mayor empoderamiento de los ciudadanos como creadores de lo urbano.

Estas nuevas formas organizativas toman a veces la forma de activismo político, en otras son modelos alternativos de organización del trabajo o de producción de conocimiento y de economía, pero confluyen en el nuevo papel del ciudadano. Inevitablemente esto nos conduce a una lucha en marcha sobre una nueva gobernanza que entre lo público y lo privado de un papel relevante a lo ciudadano o lo común.

barrabesnext

barrabesnext:

Abstract

Tackling complex urban problems requires us to examine and leverage diverse sources of information. Today, cities capture large amounts of information in real-time. Data are captured on transportation patterns, electricity and water consumption, citizen use of government services (e.g., parking meters), and even on weather events. Through open data initiatives, government agencies are making information available to citizens. In turn, citizens are building applications that exploit this information to solve local urban problems. Citizens are also building platforms where they can share information regarding government services. Information that was previously unavailable is now being used to gauge quality of services, choose services, and report illegal and unethical behaviors (e.g., requesting bribes). To the best of our knowledge, this is the first paper to examine the range of citizen applications (“citizen apps”) targeting urban issues and to address their effects on urban planning, decision-making, problem solving, and governance. We examine citizen apps that address a wide range of urban issues from those that solve public transportation challenges to those that improve the management of public utilities and services and even public safety.

Kevin C. Desouza & Akshay Bhagwatwar (2012). Citizen Apps to Solve Complex Urban Problems. Journal of Urban Technology.

DOI:10.1080/10630732.2012.673056

Living in the New Metropolis, un proyecto del fotógrafo Martin Roemers (artículo):
… In this project, “Metropolis,” I am documenting the megacities of our time — places with populations in excess of 10 million. Every megacity is a theater, and every city has a different stage and different actors.
My question is, how can people live in cities that are so immense? Crowded cities in India like Mumbai and Kolkata (formerly known as Calcutta); Dhaka, Bangladesh; Manila; Jakarta, Indonesia; and Karachi, Pakistan, have traffic jams all the time…

Living in the New Metropolis, un proyecto del fotógrafo Martin Roemers (artículo):

… In this project, “Metropolis,” I am documenting the megacities of our time — places with populations in excess of 10 million. Every megacity is a theater, and every city has a different stage and different actors.

My question is, how can people live in cities that are so immense? Crowded cities in India like Mumbai and Kolkata (formerly known as Calcutta); Dhaka, Bangladesh; Manila; Jakarta, Indonesia; and Karachi, Pakistan, have traffic jams all the time…

Luz. Museo de los DesplazadosLeft Hand Rotation.

El centro de São Paulo es un foco de resistencia políticaRaquel Rolnik

Bairro da Luz, estigmatizado como “cracolandia” por el poder público, resiste a un intento de gentrificación en tentativa desde los años 70. El último capítulo en la historia de la política urbana del centro histórico de São Paulo, la última estrategia, es el exterminio. Bajo el nombre de Proyecto Nova Luz, más del 30% del barrio amenaza con ser desapropiado y demolido como parte de un plan para transformar la zona y expulsar a sus actuales moradores, aquellos que luchan hoy por afirmar la existencia de ese territorio y de su cultura.

El proyecto urbanístico Nova Luz está vinculado a una concesión urbanística de la zona como un todo, es decir, se permite a una empresa privada, en este caso AECOM, la desapropiación, derribo y  posterior intervención en el barrio en bloque con fines lucrativos. Así, el proyecto Nova Luz nació con un planteamiento estrictamente estructural, que dejaba sin resolver todas las cuestiones sociales que atañen a la intervención en esta zona específica: ¿dónde serían reubicados aquellos que sufrieran desapropiaciones?, ¿qué sucedería con el alto porcentaje de no-propietarios que serían desplazados?, ¿cómo se abordaría el problema de salud pública asociado al consumo de crack en la zona?, y un largo etc.

En su planteamiento, todas las especificaciones sociales, culturales y únicas del barrio fueron ignoradas: 

Es esta una región con un alto porcentaje de población de baja rentaque, en muchos casos, tiene en la permanencia en el centro la condición para poder seguir desarrollando las actividades de las que dependen económicamente, y cuyo desplazamiento a las periferias supondría un golpe a su modo de subsistencia.  Este es el caso de los denominadoscatadores de lixo.  Bairro da Luz es conocido por su comercio asociado a la electrónica. Esta singularidad provoca que se genere en la zona un tipo de basura rica en componentes reciclables, y con ella la aparición de una actividad de subsistencia ligada a la selección informal de basura para reciclaje.

… 

Entre julio y noviembre de 2009, los estadounidenses Joshua Glenn y Rob Walker llevaron a cabo el proyecto Significant objects. El objetivo: probar que un objeto con una historia vale más que un objeto sin ella. Para el experimento invitaron a cien reconocidos escritores, Whitehead, Jonathan Lethem o Bruce Sterling entre ellos. Cada uno debía inventar una historia para un objeto viejo comprado en el portal eBay. El resultado fue contundente: las baratijas compradas en eBay por un total de 128,74 dólares fueron vendidas por un 3.612,51 dólares. El valor añadido de las historias fue donado posteriormente a causas sociales. ¿Cuánto cuestan unas mini botas de metal? 3 dólares. ¿Cuánto valen las botas si pertenecieron a unos soldados aventureros de Sicilia que se embarcaron en la Guerra Civil de Estados Unidos (historia inventada por Bruce Sterling)? 86 dólares. La narración de la epopeya, la emoción generada, cuestan 83 dólares …

Calles = objetos compartidos. Y ahora llega la vuelta de tuerca Objetos-Ciudades. ¿Por qué no consideramos una calle, una plaza o una avenida como un objeto, como un spime de historias compartidas y escondidas? En un momento en el que algunas instituciones o marcas apenas hablan de una Internet de las cosas de objetos conectados con sensores, de datos controlados verticalmente, las Historias de las cosas cocinadas conjuntamente pueden jugar un papel vital. De nuevo, la tecnología necesaria es asustadoramente básica. Podemos abrir una entrada en la Wikipedia para un rincón / calle / parque de una ciudad. Después, creamos un código QR para dicha entrada con la herramienta gratuita QR Pedia. Una vez colocado en el espacio físico serán los ciudadanos los que creen una narración colectiva (suma de narraciones individuales) sobre dicho lugar. Parece inevitable: las instituciones o marcas tendrán cada vez más difícil imponer narrativas sobre lugares concretos. La voz ciudadana se va a elevar. Y la ciudades, bosques o islas se irán transformando colectivamente gracias a un procomún de historias…

Y aquí llegamos a otro detalle crucial: las narraciones están adoptando formatos híbridos, mutantes, imprevisibles. Un mapa elaborado colaborativamente con la herramienta WhatIf de Ecosistema Urbano es una narración colectiva. Una serie de tweets alrededor de un hashtag es un relato colectivo. El sonido de una plaza (voces, gritos, música), grabado y subido a la red, puede ser un tipo de relato. El proyecto HistoryPin, que yuxtapone en google maps fotos antiguas y recientes vinculando personas del presente gracias al pasado, es una narración colectiva. Y basta colocar un código escaneable muy pronto ni si quiera hará falta código en el espacio físico que nos traslade a un sitio de Internet para completar el círculo de los relatos del procomún …

Y las narraciones serán las articulaciones básicas para esa ciudad relacional de “lugares y redes” de la que habla el antropólogo Michel Agier. Las historias compartidas, en la ciudad fragmentada, deterritorializada, pueden ser una argamasa tan sólida como las relaciones de parentesco. Pueden acabar incluso sustituyéndolas. Las historias son aquellos hilos que los habitantes de Ersilia, una ciudad invisible inventada por Italo Calvino, colocaban entre las casas de la urbe. Los hilos eran blancos o negros o grises o blanquinegros dependiendo de las relaciones de parentesco, intercambio, autoridad o representación. Cuando los hilos eran tantos que ya no se podía pasar por en medio, contaba Calvino, los habitantes se marchaban: las casas se desmontaban. Apenas quedaban los hilos. Y luego construían en otro lugar una nueva ciudad imitando la telaraña de relaciones.

Las historias colectivas son los nuevos hilos. Las lianas compartidas que quiebran muros, fronteras invisibles, segregaciones étnicas. Da igual el color que tengan estas viejas-nuevas historias, porque son narraciones colectivas, compartidas. Pero en lugar de molestar los tránsitos, las narraciones-hilos conforman el esqueleto, la columna vertebral, las extremidades y el corazón de las ciudades del procomún. Por eso es importante construir relatos como sugiere el colectivo de escritores italiano Wu Ming como si fueran espacios para ser habitados. Por eso hay que construir calles o plazas como si fueran narraciones colectivas, como si fueran párrafos insustituibles de un imaginario superior que da sentido a la nada.

City users / city makers

Out of the agents that energise and produce the natural city, the post industrial artisan, the local contractor and the hardware dealer, are key characters. The local contractor is at once businessman, community player and a possible political figure. He knows the nuts and bolts of his constantly forming environment like no one else. We see him as part of the larger story of urban based class struggle that David Harvey talks about. According to Harvey, the city is no more the site where the factory exists but is – in lieu of the factory – itself the agency of production and also the product itself. It consists of the alienated worker in the planned discourse and the relatively less alienated figure – a bit like a post-industrial artisan – the contractor, his team of workers and network of collaborators. (We are aware this is a huge departure of the narrative presented but feel that this trajectory of thought is worth following as well.)

Construction site in Shivaji Nagar, Deonar, Mumbai. Photo by urbz team.

El ajustado precio de su suelo lo ha convertido en un lugar idóneo para restaurantes, bares y galerías de arte. Desde hace poco más de un año, Londres ha decidido que se necesitan más inmigrantes en la zona, pero no de perfil industrial, sino tecnológico. La apuesta va acompañada de una inversión de 10.000 millones de euros por parte del Gobierno local.

El East End era, hasta hace poco, uno de los barrios de Londres en los que convivía una clase media con un alto índice de inmigrantes. En su mayoría se dedicaban a trabajar en los muelles, cerca de la Torre de Londres.

Eric Van Der Kleij es consejero delegado de la empresa estatal creada al efecto, Tech City. Su meta es atraer talento, hacer que antes de pensar en ningún otro lugar, se tenga Londres en cuenta. Ofrece ventajas fiscales y consultoría gratuita por parte de su equipo 

radarqnet

radarqnet:

Brazilian cities - 5 political documentaries

Source: Filmes Politicos

The city lights of Spain and Portugal define the Iberian Peninsula in this photograph from the International Space Station (ISS). Several large metropolitan areas are visible, marked by their relatively large and brightly lit areas, including the capital cities of Madrid, Spain—located near the center of the peninsula’s interior—and Lisbon, Portugal—located along the southwestern coastline. The ancient city of Seville, visible to the north of the Strait of Gibraltar, is one of the largest cities in Spain. The astronaut view is looking toward the east, and is part of a time-lapse series of images.
The network of smaller cities and towns along the coastline and in the interior attest to the extent of the human presence on the Iberian landscape. The blurring of city lights is caused by thin cloud cover (image left and center), while cloud tops are dimly illuminated by moonlight. Though obscured, the lights of France are visible near the horizon line on the upper left, while the lights of northern Africa are more clearly discernable at right. The faint gold and green line of airglow—caused by ultraviolet radiation exciting the gas molecules in the upper atmosphere—parallels the horizon (or Earth limb)…

The city lights of Spain and Portugal define the Iberian Peninsula in this photograph from the International Space Station (ISS). Several large metropolitan areas are visible, marked by their relatively large and brightly lit areas, including the capital cities of Madrid, Spain—located near the center of the peninsula’s interior—and Lisbon, Portugal—located along the southwestern coastline. The ancient city of Seville, visible to the north of the Strait of Gibraltar, is one of the largest cities in Spain. The astronaut view is looking toward the east, and is part of a time-lapse series of images.

The network of smaller cities and towns along the coastline and in the interior attest to the extent of the human presence on the Iberian landscape. The blurring of city lights is caused by thin cloud cover (image left and center), while cloud tops are dimly illuminated by moonlight. Though obscured, the lights of France are visible near the horizon line on the upper left, while the lights of northern Africa are more clearly discernable at right. The faint gold and green line of airglow—caused by ultraviolet radiation exciting the gas molecules in the upper atmosphere—parallels the horizon (or Earth limb)…

De entre las múltiples revoluciones que Internet trae consigo, el e-commerce, el comercio a través de la Red, es una de las más importantes económica y socialmente. Aunque nuestro país no esté a la cabeza en esta faceta -como no lo está prácticamente en ninguna que tenga que ver con el entorno digital-, se estima que este año los españoles habremos gastado 9.400 millones de euros (el 3,5% del total del gasto comercial) en compras online. Estamos lejos, por supuesto, de EE UU (en volumen, 15 veces el de España), pero también lo estamos de países del entorno de la UE como Reino Unido (seis veces más en volumen y un peso relativo más de tres veces superior), Francia, Suecia o Alemania. Solo Italia, entre las grandes economías europeas, tiene un peso relativo del comercio online similar (aunque ligeramente superior) al de España (Online Trends 2011, www.retailresearch.org).

… el comercio es un elemento de estructuración del espacio social de importancia difícil de exagerar. Cerremos un momento los ojos y despojemos al paisaje urbano que nos resulte más familiar del ingrediente comercial. Una ciudad sin tiendas, sin escaparates, sin más luces al anochecer que las del alumbrado público y las de los bares… Lo que queda es una película de ciencia-ficción, una de esas distopías al estilo de Blade Runner o Fahrenheit 451 con empleados de logística en lugar de replicantes o quemadores de libros. Repuestos del horror, imaginémonos a nosotros mismos reducidos a una experiencia de consumidor que no tiene más interlocutor que la pantalla del ordenador, la tableta o el smartphone. Da un poquito de escalofrío ¿no? …